domingo, 5 de abril de 2009

Donde hay capitán, no manda marinero (Cosas de mudanzas)

En morada vacía no hay alma que quepa,
os lo aseguro,
pues rebosa recuerdos,
evocaciones,
equívocos,
ecos.
Alusiones.
Y aún más si son los tuyos.
Y tienes alma,
tú.

En casa repleta no hay cuerpo que consiga
explicarse.
Lo afirmo.
Pues existen trastos,
cachivaches,
enredos,
atascos...
Es más: habitan codornices mojadas del desierto.
Y quizás nada es tuyo.

Y a saber qué cosa es el alma.

2 comentarios:

goyo dijo...

gracias por tu visita amigo
un abrazo
muy bueno tu blogs

jose rasero b. dijo...

Abrazos cálidos desde este rincón del mundo para Almacatamarcana (Blog argentin). ¡Salud!