jueves, 16 de abril de 2009

Lo que no es

Bulevar amplio y con árboles
frondosos,
de pianos las risas al fondo,
las cabinas repletas
de amantes,
recovecos cálidos en las palmas
sordas,
avenidas de ámbares en duda,
de jardines invitadas al mar las pugnas,
de palabras audaces
las factorías,
los pétalos
de niños en jauría ruidosa
y de colores.
.
Ventanas de gritos
de huracán,
veo,
de par en par abiertas,
filtros para cocodrilos tristes,
cenicientas de pies grandes
que son amadas
en mínimas alcobas,
bisuterías de carcajadas amplias,
contagiosas,
cuentas de cajeras sin cuadrar
que amanecen felices
en su saldo,
armarios de ropas que te quitas
-o tú, que te pones-,
besos con sabor de eso,
de gente irradiante son los aliños
de la multitud
frente a lo bello,
de pensamientos cual rosas
los albergues
son llenos,
de lluvia una mirada
cae
en mis ojos.
.
Y por fin, el humo
de mis labios
palpa con embeleso
usual
sin árboles el callejón estrecho.

2 comentarios:

Mar dijo...

Jooooo con lo blandita que estoy ultimamente...

Es precioso!!!

besitossssssss

jose rasero b. dijo...

Pues hay que estar fuertes, Mar, que la cosa está mu achuchá. Besos.