sábado, 16 de mayo de 2009

Cualquier día.

El radio-despertador sonó implacable. Las siete y media. Román se levantó y fue al aseo dando bostezos. Así mismo llegó a la cocina. Preparó un café. Esperó viendo noticias. Lo tomó. En el dormitorio fue cubriendo su cuerpo con las ropas del día. Ya compuesto, salió a la calle. Allí alguien gritó: ¡Bonito disfraz!

4 comentarios:

Martín dijo...

Esto me parece que me pasa todos los días... muy bueno!

jose rasero b. dijo...

¡Cuidado al salir!
Saludos

antorasba dijo...

Esto me parece que me pasa todos los días... muy bueno!

Si he copiado lo de Martin pero es que es lo mismo que tenia pensado poner antes de verlo ya escrito, jejeje, para que cambiarlo si es eso lo que yo queria decir, pues dicho esta y ya no me enroyo más.
Un besote.

jose rasero b. dijo...

Esto me parece que me pasa todos los días... muy bueno!

¿Ein? Esto lo he visto en alguna parte.

Besos!