jueves, 18 de junio de 2009

César

Se durmió en los laureles, y amaneció Emperador

10 comentarios:

Belkis dijo...

Se durmió en los laureles de la victoria, por eso amanecio emperador. Besitos

ZAYADITH HERNÁNDEZ dijo...

Jó y si yo me duermo, lo mejor que me puede pasar es amanecer sin ojeras...no es justo José!!!...buena reflexión... a veces es bueno dormirse en los laureles...
besitos.

Anónimo dijo...

Para dormirse en los laureles, antes ha tenido que salir vivo de un peligro de muerte. Besos Natalia.

TORO SALVAJE dijo...

Je.
Muy bueno.

Oriana P. S. dijo...

La corona de laureles le dio un buen sabor a la victoria.

jose rasero dijo...

Saludos

eva-la-zarzamora dijo...

Y luego se lo cocinaron a la plancha..
Besos

jose rasero b. dijo...

jajaja, al César?

Laín Deba dijo...

jejej, buen breve.

salu2

Pablo Moro dijo...

Me pareecen muy buenos tus nano relatos quizá te interese particpar en nuestro experimento artístico pues está relacionado con esta disciplina literaria.