miércoles, 4 de noviembre de 2009

I - En la sala


La sala era amplia, funcional, de paredes blancas y cuadros anodinos. Badián Parra permanecía silencioso y prudente en un rincón, a la espera de que algún doctor o similar le aclarase qué hacía allí.
Sentado junto a unos anaqueles repletos de revistas del corazón, juegos de mesa y unos pocos libros en desuso, alcanzó una de aquéllas y simuló leerla. Al otro lado, arrellanados sobre un sofá y cuatro sillones de un escay rajado, los demás ocupantes de la sala, todos hombres, gritaban y hacían aspavientos frente a un televisor. Retransmitían un partido de fútbol de enorme trascendencia, o al menos eso creyó Badián observando mudo desde su revista a los que habrían de ser sus compañeros de internamiento. Finalmente sabría por uno de ellos que se trataba de un amistoso sin mayor importancia. Aquí todo se magnifica, le diría el que llamaban Tasca.
Badián permanecía paciente en su rincón mientras en su mente una laguna enfangada de imágenes sin sentido le impedía recordar lo sucedido los dos últimos días de sus dieciocho años de existencia. Se recordaba, eso sí, saliendo de Barcelona con infinita alegría en el auto de unos amigos que se dirigían a Madrid. Tras pasar noche en la capital se veía despidiéndose de aquellos y embarcando en el AVE hacia Sevilla, ya en solitario. Una vez en la estación de Santa Justa -ahora se preguntaba a cuenta de qué- podía contemplarse conversando con un grupo de rumanos alrededor de unos litros de cerveza.
Y era ahí donde se iniciaba el nebuloso vacío.
.
.
Foto: jose rasero
.

11 comentarios:

Un saxofonista en mi salón azul dijo...

Hola, mr.! paso a leerte un rato y saludar, de paso y bueno, también a dejar un beso, que estos nunca están de más.
LADY JONES
Voy a seguir en este pedacito de tu mundo, ok?
Ya después, te contaré.

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

José, me enamoré de tu relato. Excelente, tenés un estilo muy particular!
Cariños!

Pluma Roja dijo...

buen relato. Me gustó bastante. Un saludo cordial,

Hasta pronto amigo. feliz finde.

LA CASERA dijo...

AY! PENSÉ QUE NO LLEGARÍA NUNCA A TU CASA, NECESITABA ESTAR EN TU SOFÁ UN RATITO, NECESITABA OLER A SAL, SAL DE LA MAR....
PORQUE ASÍ HUELE TU CASA, ME ENCANTA ESTAR AQUI...
Y ME ENCUENTRO CON ESTE RELATO, UN GRAN REGALO PARA TODOS.
UN RELATO CORTO, GENIAL, MAGNÍFICO, UN RELATO QUE ENCIERRA UNA GRAN TRAGEDIA, VIVIDA POR MUCHOS JOVENES, UN RUMBO PERDIDO, POR QUÉ?
ES UN TEMA MUY LARGO, QUE MERECE LA PENA TOCARLO.
UN BESO Y BUEN FINDE

Carmela dijo...

Me encanta como has descrito tu relato, está todo super bien. Me he imaginado en la misma sala que el protagonista.
Muchos besetes!!

Belkis dijo...

Buen relato que nos deja el mensaje de cómo en un minuto se puede cambiar el curso de los acontecimientos y de una vida.
Espero ansiosa la continuación.
Besos

Alalba dijo...

Muy en la brecha de lo actual... Iba a predecir lo que podia haberle ocurrido a este chico, pero seras tu quien nos lo cuente en una segunda parte, no?

Muaks.

jose rasero b. dijo...

Bienvenida Lady Jones! Un placer!

Gracias Sol, por tus palabras! Besos!

Grandes besos Pluma Roja!

jose rasero b. dijo...

Vaya, por fin de vuelta Reme!! Acomódate y quédate cuanto quieras, guapa! Besos!

Me encanta tenerte como lectora, Carmela! Un beso!

Hola Belkis! Pues en breve aparecerá la continuación. besos!

jose rasero b. dijo...

Un beso grande Alalba! Me alegra mucho verte por aquí!

eva-la-zarzamora dijo...

Empiezas bien, voy subiendo... el relato, eh?

Besos.