martes, 30 de marzo de 2010

22 - Desayuno sin diamantes












Badián, del todo inmerso en sus repentinos delirios de futuro, en las disquisiciones apresuradas acerca de qué cosa fuese el amor, de cómo se esbozan quizás los proyectos de vida y, claro, de las improbables interpretaciones de aquella metáfora del vuelo en helicóptero, actuó de forma autómata.
Se sirvió el sucedáneo de café que allí se tomaba, cogió un plato con galletas, y se sentó en la mesa, con aquellos dos frente a él.
Rubí canturreaba por tangos, y al amanecer siento que me llama, y como un torbellino despierta mi alma… mientras Laslo le untaba caballeroso una tostada de pan con mantequilla, y le acercaba con la mano derecha a su rojita boca entreabierta el pan calentito que ella mordía voraz, salvaje y recién levantada, recogiendo con la punta de su lengua los trocitos de migas que quedaban adheridas en la comisura de sus labios húmedos, entre risas y besos que Laslo le robaba de su cuello desnudo, ostensible, carnal, su negra cabellera recogida en larga cola,  al tiempo que la rodeaba sin reparos por su cintura breve con el brazo izquierdo .
La escena ubicó definitivamente a Badián, de nuevo -junto a una aguda punzada en alguna zona anímica sin precisar- en la tremenda realidad.
De un modo catastrófico.


*: para facilitar la lectura, e ir desde el principio hasta lo último publicado, a la derecha tenéis un enlace en el que podréis leer, releer, subir o bajar con mayor facilidad. Haced clic sobre la imagen justo encima de: "Donde se cuentan las ocurrencias..."


Foto: jose rasero

16 comentarios:

AGUSTIN dijo...

Lo dicho, Rubí despabila hasta al más dormido...

Eva- La Zarzamora dijo...

Un desayuno del todo apetecible.

Besos

salvadorpliego dijo...

Bonita realidad en la que lo ubicó.
Vuela la imaginación con tu escrito.

Un placer leerte.
Saludos.

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Fabuloso, no dejás de deslumbrarme.
Cariños!

Felipe dijo...

Nuevo capítulo de esta historia tan interesante

Un fuerte abrazo,José

Mtx dijo...

Delicioso desayuno, aunque para Babian no sea asi.
Besos

Deg.E. dijo...

Por casualidad he encontrado tu blog. Me ha gustado mucho lo que escribes, por ello, te invito a participar en nuestro fanzine, Deg.E. Para más información, visita nuestros blogs:
degeneracion0espontanea.blogspot.com
degefanzine.blogspot.com
o mándanos un e-mail:
deg.e.fanzine@gmail.com

Deg.E. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Deg.E. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Deg.E. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mar dijo...

Ciñendome estrictamente al relato, digo yo ¿para que carajo se necesitan los diamantes cuando se tiene un desayuno con semejante pinta? ;))

Bss.

zayi dijo...

Dios! si así come el pan...quién se resiste a verle chupando cabezas de langostinos?...muy sensual esta descripción...mi pobre Badián, me lo están atormentando poquito a poco...
Un besito.
Muy bueno José.

jose rasero b. dijo...

Gracias a tod@s!!! Besos y abrazos!!!

Bienvenid@, Deg.E!

Belkis dijo...

A mi también me dolió la escena por Badian. Pobrecito mio. Hay que ver como somos los humanos es como que cuanto más nos duele más nos atrae. Algo de masoquismo, creo yo.
Besitos Jose y gracias por deleitarns con tus letras. Seguimos espectantes.

El cadaver Exquisito dice... dijo...

badian me traes por el camino de la amargura...

si, soy yo la de la foto, la misma que viste y calza....

besos y patatas

Cris dijo...

ufff, reconozco esas punzadas anímicas que devuelven a uno a la realidad... Voy a tener una mañana y la estoy temiendo...

Besos.