martes, 27 de abril de 2010

26 - Badián iluminado (I)





Badián supo, desde que vio asomar el rostro a la colegiado Bermejo, que aquello que se le venía encima iba a ser algo más que una simple consulta médica.
Quizá lo sabía desde horas antes, acaso desde el día anterior, cuando habló con Madame Clora en la soledad de la biblioteca, o cuando percibió en el pequeño balcón de la sala, tras la pelea entre el Tasca y Zoe,  una mueca irónica en el rostro de Laslo al pronunciar la palabra patena. Limpio como una patena, había dicho.
Pero tal esbozo de  idea se hizo evidencia no más escuchar a la doctora preguntarle a bote pronto por qué no había hecho nada por llamar a la policía y denunciar a aquellos que le habían robado todo y dejado en tan penoso estado, y aún más, cuando, antes de reponerse a la cuestión e intentar siquiera responderla, la pudo oir con explícita claridad afirmando que, rotundamente y sin lugar a dudas, eso era lo más conveniente para la situación en la que se veían.
La doctora, que exhibía intacta su etérea y reposada belleza, transmitía en cambio cierta sensación de inquietud, como si aguardara que alguien o algo tuviera que acontecer o manifestarse de un momento a otro, y como si ello la preocupara en exceso, lo que la llevaba, impaciente,  a escrutar con inútil disimulo su reloj de pulsera.
-Bueno Badián... -dijo, intentando mostrar una concentración y una calma que en absoluto poseía- ...aclarada la primera cuestión... podríamos empezar resumiendo cómo han sido estos dieciocho añitos de tu vida, verdad...
-...pues, mire, doctora... -Badián había cruzado lentamente sus brazos tras la cabeza, sobre la almohada, adoptando una posición confortable, y, viendo la curiosa e inesperada afectación que atenazaba a la facultativa, decidió no esgrimir todavía las cuatro cosas con que tenía pensado acometerla a fondo hasta averiguar qué diablos estaba pasando realmente en aquella clínica, en llamativa espera también él de aquel o aquello que tuviera que producirse o aparecer.
Para su propia sorpresa, se sintió como iluminado en su respuesta a la invitación técnica de  realizar el resumen de su existencia, rompiendo su proverbial vaguedad para la comunicación, esa barbacana de cristal que lo separaba aviesamente del mundo exterior.
-...¿sabe usted que nací un jueves diecinueve de septiembre? Soy Virgo, claro. Quizá debiera tener en cuenta ese dato. Hoy hace cuatro que cumplí los dieciocho. ¿Sabe que el mismo día o casi que yo vine al mundo se fueron de él  Tino Casal y Freddie Mercury? El sida hacía estragos, doctora, sobre todo con los músicos y los actores. Acaso otro detalle que anotar y subrayar. La gente dejó de follar tanto.  También se fueron a la mierda ese año del noventa y uno Miles Davis  y la mismísima Unión Soviética, qué cosas... por cierto, por curiosidad, y por filosofar un poco,  ¿podría usted aclararme qué diablos son un cúmulo de irregularidades, de anomalías, de contradicciones, de paradojas continuadas en el tiempo?, ¿sabe usted acaso qué cosa es el aturdimiento existencial?... ¿sabe usted, doctora, qué es vivir con un rostro como el mío?... bien sé que no sabe... pero hágase una idea, vaya, que eso lo hará perfecto, es su trabajo, ¿no?, hacerse a las ideas de los demás, y salpique levemente todo ello de minucias de gloria, insignes, brillantes, divinas, como, no sé, imagínese, ¿sabe que cuando yo tenía cinco años el superordenador Deep Blue de IBM derrotó por primera vez a Gary Kasparov? La máquina vencía al hombre. Gran asunto, doctora, no es ninguna menudencia, ¿verdad? También aparecía Pokemon en nuestras vidas y el partido popular  ganaba sus primeras elecciones... pero había cosas aun más memorables y destacadas, claro, como conocer qué cosa era el hielo, o descubrir el mar océano y navegar bajo las estrellas descifrando constelaciones, u observar extasiado las llamas movedizas y cambiantes de una fogata enorme de una noche de san Juan, o contemplar a Remedios la Bella levitar cual padre Nicanor comiendo chocolate, o saborear alguna exquisitez, porque la gastronomía es un arte diseñado para el paladar, doctora, eso lo aprendí desde bien pequeño, o saber que tienes un amigo, bien lejos, pero saberlo... poseer esa certeza... aunque los Talibanes tomaran Kabul y yo escuchara por igual a los Backstreet Boys que a los Barricada o a Björ o que Bill Clinton fuera reelegido...

Nota del autor:  El cantante Tino Casal falleció el 22 de septiembre de 1991 a causa de un accidente de tráfico, pero es algo que no tiene por qué recordar el personaje Badián, que incurrirá, seguramente, en más errores de este tipo.

*: para facilitar la lectura, e ir desde el principio hasta lo último publicado, a la derecha tenéis un enlace en el que podréis leer, releer, subir o bajar con mayor facilidad. Haced clic sobre la imagen justo encima de: "Donde se cuentan las ocurrencias..."


Foto: jose rasero

18 comentarios:

ARIADNA dijo...

Que razón tiene Badian antes.... todo era más simple y el no recordar un dato no hace el cambio tiene sus recuerdos, sus vivencias y eso es lo meramente importante esta vida que más da un personaje u otro que no han pintado en nada en tu vida, sin embargo los que si pintan y son importantes, esos jamás se olvidan......

besos y abrazos. me voy con un dejo de nostalgía por que me recordo que antes teniamos tiempo de mirar y disfrutar ya hora ya casi no¡¡¡

zayi dijo...

Sabes José? siempre me imaginé a Badián mayor...los chicos de 18 años no suelen tener tanta seguridad en la vida como la que se percibe en él...me hubiese gustado conocer a un Badián tan claro...Mientras te leía, me dije: "Estoy vieja", sabes que recuerdo con muchísima exactitud la muerte de Mercury y lo que significó para mi... No me imaginé que hacía tanto que había muerto...Me estoy poniendo vieja con una rapidez enorme y eso salvo asustarme, me gusta...
Un besito.
Me encanta Badián, me gustan los hombres que van de frente por la vida así, eso les cueste el pellejo...

jose rasero b. dijo...

Ariadna, hay personas que aunque no hayan intervenido "directamente" en nuestra vida, sí han tenido importancia en ella, como una especie de banda sonora, o álbum de imágenes... b
Besos!!

jose rasero b. dijo...

Bueno Zayi, Badián, mucha seguridad no es que tenga... quizás poco a poco la vaya cogiendo...
Con esta respuesta que está dando hasta él mismo está sorprendido!

Besos!!

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

José, cada vez que publicás un capítulo nuevo me deslumbrás más. Me gusta mucho como vas, y cómo a lo largo de cada uno de ellos se van redefiniendo (o definiendo) los personajes.
Muy bueno che!

Cariños!

jose rasero b. dijo...

Ya sabes, Sol, cuando quieras darme alguna sugerencia... estoy abierto... (en mi perfil encontrarás mi email)

Besos!!

Pluma Roja dijo...

José, creo que soy una de tus más antiguas lectoras, tengo esa mala costumbre de no dejar nada a medias. Por acá regresaré el próximo martes.

Besos

Aída

jose rasero b. dijo...

Gracias Aida, para mí es un gran placer!!

Besos!!

Mtx dijo...

Parece un poco en guardia?, una forma como otra cualquiera de defensa.
Hoy me di cuenta que es Badian y no Babian.
Besos

LA CASERA dijo...

EL NIÑO HABLA POCO, PERO CUANDO HABLA SUBE EL PAN, VAYA RETAHILA QUE HA COGIDO...
BESITOSSSSSSSSSSSS

www.leycosmica-gieb.ning.com dijo...

www.leycosmica-gieb.ning.com

Buscamos GENTE CAPACITADA de todo el mundo PARA ESTA MISIÓN

Hola, somos el GIEB (Grupo de Investigación Espiritual de Barcelona), nuestro fin es comprender el porque de la vida, el principio de los hechos paranormales. Creemos que la actividad mental coordinada de un grupo de personas puede alterar los campos vibratorios, mediante el Proyecto Artemis queremos profundizar en esta ciencia y de ese modo poder recibir mensajes provenientes de otros planos dimensionales.

BUSCAMOS GENTE CON INTERÉS MÍSTICO, ESPIRITUAL O ESOTERICO.

APUNTATE AL PROYECTO ARTEMIS DEL GIEB. Circulo de LeyCosmica.org

Espero que os haya interesado esta información. Gracias.

jose rasero b. dijo...

Quizá es que se huela algo...
Besos, Mtx!!

jose rasero b. dijo...

Digo, ya te digo, se nos ha iluminado!!
(Por cierto, Reme, me ha llamao muchas cosas, pero jamás ¡"ultramarino"! jajajaja!)

Besos!!

jose rasero b. dijo...

Bienvenidos, GIEB.

AGUSTIN dijo...

Ya era viejo yo cuando pasaban todas esas cosas... por qué estás jugando con nuestros sentimientos? qué necesidad de hacernos caer en cuenta que la historia nos pasó por encima?
fuera de toda broma: excelente capítulo (aunque ya no veo la hora en que la doctora se tire encima del joven Badián!)

Mar dijo...

Yo tambien me imaginaba a Badián mayor, porque la madurez que muestra es propia de otras edades más que de un veinteañero. Bueno, hay para todo.

Supongo que la enfermera se habrá quedado pasmada, cuanto menos, ante el discurso que le suelta (bastante documentado) ese nenito. Yo, no me lo esperabaaaaaaaaa!

Pasaré a leer la próxima entrega, a ver que dice la enfermera.

Bss.

Belkis dijo...

Encuentro que en esta parte te has superado Jose. Badian para ser tan joven ha vivido y sufrido lo suyo y algunas ideas están bastante arraigadas en él (aturdimiento existencial, desconcierto, incertidumbre, inseguridad...). Encuentro que se está poniendo cada vez más interesante el relato/novela.
Recibe un cariñoso saludo

LA CASERA dijo...

Y MI SEGUNDO COMENTARIOOOOOOOOO, ALGO NOS ESTA PASANDOOOOOOOOO