martes, 25 de mayo de 2010

30 - Los alegres mensajeros







La plática del director igual se aproximaba a ciertos aspectos argumentales que un inesperado giro la alejaba con brusquedad hacia otros conceptos o materias, como si ambos, don Jesús y Badián, estuvieran observando la malla que se desplegaba ante sus mentes a través del ocular de un microscopio, y fuera el doctor quien guiase al joven mediante un enloquecido juego de zoom en aquel género de viaje iniciático.
Poco a poco llegará a algo concreto, tangible, fantaseó Badián, medio hipnotizado por aquel  galimatías de prodigios, pero aún con la lucidez suficiente como para ir atando los cabos que le quedaron sueltos tras la conversación con Madame Clora (¿Qué había llevado a la doctora Bermejo a pensar que era él un enfermo? ¿Cómo no había detectado que lo suyo no pasaba de ser una mentecata y temeraria cogorza? ¿Por qué incluso el Tasca lo creía también, hasta el extremo de sentirse obligado a ser su ángel guardián?) y, por tanto, preservar un propósito muy nítido en su mente: largarse de allí.
-...el alcohol, por ejemplo...
Y la voz de terciopelo dibujaba finalmente unos círculos concéntricos que iban conformando poco a poco, en pequeñas pero definidas escalas jerárquicas, aquello que iba a ser comunicado.
-¿Sabes qué es la dopamina? ¿Has oído hablar de los mensajeros alegres de nuestro cerebro?...
Y el microscopio los acercaba a la cuestión expuesta, ejecutando con precisión milimétrica el enfoque óptimo.
-Las bases neurológicas de las dependencias, hijo... Es un hecho comprobado. La alteración en los niveles de dopamina, nuestros felices mensajeros, en determinadas áreas cerebrales son el principal causante de las adicciones, ya ves... -la voz del director, sin abandonar su tersura, iba adquiriendo poco a poco cierto tono de excitación-... por lo que has de saber que todas las experiencias que como seres humanos encontramos placenteras, tales como escuchar música, comer marisco, hacer el amor, y demás, todas, se deben sencillamente a un colosal aumento, a una especie de fenomenal explosión, de big bang de la dopamina en nuestro cerebro, una gran fiesta de neurotransmisores...
Llegado a este punto el director detuvo su disertación e hizo una señal a la doctora. Quería beber agua, y aprovechó para secarse la frente sudorosa.
Badián observaba a aquel hombre  ahora  silencioso con creciente inquietud, viéndose inmerso sin remedio en una ratonera de compleja escapatoria. Sin embargo, la curiosidad por saber en qué acabaría todo aquello resultó ser más poderosa que cualquier temor.
La doctora Bermejo salió con tal rapidez que en un nada estaba de vuelta con una botella y un vaso de plástico en sus manos.
Abrió la botella, llenó el vaso y se lo acercó al director, que bebió su contenido lentamente.
-Está demostrado que el aumento, por medio de la ingeniería genética, de los receptores D2 para la dopamina en ciertos mamíferos reduce con evidencia su consumo de alcohol, pues actúan haciendo desaparecer  las ganas de beber, ya que de por sí, con su alegría, nos hacen sentirnos bien... simple, ¿verdad?... -don Jesús Amiano, tras dejar el vaso sobre la mesilla, retomaba su exposición con renovadas fuerzas.
-...sería mi colega, el eminente doctor Panayotis Thanos, quien utilizara por vez primera un virus para transportar las copias del gen DRD2 a la zona del cerebro coligada a los efectos del alcohol en nuestro organismo... ¿comprendes?, es sencillo, hijo, las copias permiten a las células cerebrales fabricar un mayor número de receptores, y de este modo habremos conseguido el objetivo:  nuestros alegres mensajeros conseguirán que no necesitemos de las bebidas alcohólicas y, por tanto, como ya te he expuesto, reduzcamos, o incluso finiquitemos su consumo...
-...ha dicho en ciertos mamíferos, pero no en el ser humano, ¿cierto, director?... –preguntó Badián que -ahora sí- no pensaba ya en otra cosa que no fuera cómo y en qué momento escapar de allí.



*: para facilitar la lectura, e ir desde el principio hasta lo último publicado, a la derecha tenéis un enlace en el que podréis leer, releer, subir o bajar con mayor facilidad. Haced clic sobre la imagen justo encima de: "Donde se cuentan las ocurrencias..."


Fotos: jose rasero

14 comentarios:

Mar dijo...

Badián, después del discurso más o menos documentado que le largó a la enfermera en entregas anteriores, debería saber que los humanos tambien somos mamíferos y que por lo tanto estamos entre ellos. Aunque, pensándolo mejor, Badián lo sabe, lo que no quiere es aceptar que de igual modo que a un mamífero le afecta "esa vacuna", también le puede afectar a él y por eso se devana los sesos a ver como puede largarse de ahí...

Bueno, bueno, esto se promete. Esperaré a la próxima entrega a ver que estratagema se saca éste Badián!

Bss!

Cris dijo...

Ay, pobre...

Yo creo que tengo ultimamente la dopamina a tope... :P

Besitos!

jose rasero b. dijo...

Mar: Badián sabe perfectamente que los humanos somos mamíferos. Lo que no sabe (aunque se teme que no) es si esos mamíferos con que se ha experimentado incluyen al ser humano.

Bss!!


Me alegro Cris, buen síntoma.

Besos!!

LA CASERA dijo...

TE MANDO UN BESITO, NO SABES COMO ANDO DE LIADA, A LA VEJEZ VIRUELA JAJAJAJAJA

jose rasero b. dijo...

Sí, Reme, ya vi el lío de "maromos" en el que andas jajaja
Bss!!

AGUSTIN dijo...

Hay que huir rápidamente de ahí, antes de que Badián se convierta en un zombie, antes de que lo hagan pasar de mamífero a vegetal!

Pluma Roja dijo...

Espero que logre escarparse. Es justo y necesario.

Saludos José.

Por acá estaré el próximo martes.

besos.

Aída

ARIADNA dijo...

Que barbaridad pobre Badián, yo creo que tanto rollo lo pondra loco uffffffffff que feo estar en sus zapatos en este momento yo no lo disfrutaria nada pero nada, un abrazo

Eva- La Zarzamora dijo...

Si no entré a comentarte antes es porque no hice los deberes con tus entregas y no logré ponerme al día y me sabe mal entrar y dejar cualquier cosa. Pero como ves, dejo cualquier cosa :)

Bss¡¡¡

zayi dijo...

Estoy impresionada...¿Cómo sabes esas cosas?...Eres muy bueno ¿Sabías? ... aquí entre nos, avísale a Badián que me ha parecido que lo quieren volver extraño...no sé si loco o qué, pero el dúo dinámico en el que ha caído me hace desconfiar...
Un beso.

Miguel Baquero dijo...

Creo que está tomando cuerpo una buena novela.

jose rasero b. dijo...

Gracias a tod@s!!! Besos y abrazos!!

Mtx dijo...

Es que a veces nos metemos de donde luego no sabemos bien como salir.
Besos

Belkis dijo...

Creo definitivamente que Badian esta en el lugar equivocado y entiendo perfectamente que este deseoso de salir huyendo de allí.
Disculpa la tardanza Jose, pero llevo un tiempito muy liada. Siempre es un placer pasar por tu espacio y disfrutar de tus letras.
Besitos