jueves, 17 de junio de 2010

Las tildes sólo molestan a los que no saben qué hacer con ellas





La publicación de la primera novela en español sin tildes, me ha puesto los vellos de punta. Por si no tuviéramos bastante con la filosofía del mínimo esfuerzo que nos invade a diario y desde todas direcciones, ahora se disponen a  cargarse directamente  la lengua española (ya suficiente y cotidianamente maltratada) aduciendo no sé qué ventajas en la supresión de las tildes 
Huida a Jerte, de Martín Ortega Carcelén, ha sido editada por Wai Lai Futuro: en su nota de prensa declaran que "la ausencia de tildes en la lengua española es un cambio ortográfico muy sencillo con claras ventajas y pocos inconvenientes".

A través del blog (que ya mismo os recomiendo) DesEquiLIBROS. Lectura y cultura leo el artículo "Las adulteras sin tilde" de Marius Sierra (La vanguardia. Martes 15 de junio de 2010) Este es el extracto que nos muestran en DesEquiLIBROS...:

Pero ¿realmente son pocos los inconvenientes que provoca la ausencia de tildes? Me dispongo a comprobarlo.

Abro el diccionario y busco confusiones. Me bastan las palabras que empiezan por A, B y C.
Doy con un adúltero que adultero sin tilde, igual como adulteró al dios islámico Alá quien le transformó en simple ala.
Quien aligera a una criatura alígera firma con un alias al que no te alías. La señora Ambrosia toma ambrosía para que la amen, y amén.
El diccionario era amplio, pero él lo amplió aún más como ahora lo amplío yo.
Quienes no quieran tildes que anden por el andén mientras les animas a pasar allí la noche de Ánimas.
El amante de las tildes apodó con un apodo ápodo al cojo sin pies y ahora apostata para llegar a ser apóstata.
Este artículo sólo lo leerás si articulo bien el discurso, como quien asía un mapa de Asia o quien te pide que azucares el café con azúcares o quien les pide que bailen en plena batalla de Bailén.
El editor asesino de tildes barrió el barrio hasta que alguien le pisó el callo y calló.
Habla tú ahora: bebe a la salud de su bebé y pregúntate si sin tildes cabrá la cabra.
Antes de llegar al tercer capítulo capitulo, dijo el presunto lector, y capituló.
Antes de que alguien le cascara la cáscara de lector, catalogó la novela sin tildes en el catálogo de lo nefasto y me pidió que no celebre que llegue a ser célebre (y no lo celebré).
Aunque sea cortés en las Cortes el César debe cesar, dije, y él circuló en círculo, computó el cómputo y continuó por el camino continuo, igual como ahora yo continúo por el otro.
La escritura sin tildes contrarió al contrario tal como yo le contrarío ahora.
Si Wai Lai Futuro cree en un futuro así, critico al crítico igual como él me criticó cuando le hice ver que cualquier día de estos, por su mal acento, resbalará con un cubito y se romperá el cúbito.
Por atildado".

Y ya metidos en arena os sugiero también la entrada de DesEquiLIBROS... :   "Las tildes sólo molestan a los que no saben ponerlas"

Después de todo ello que cada cual saque sus conclusiones.
Yo lo tengo MÁS que claro (y que nadie me tilde de tildón pues andará errado y confundido)

Foto: jose rasero

30 comentarios:

Eva- La Zarzamora dijo...

Excelente entrada. Ya veo por el enojo, que se enojó ud.

Venga ese cafelito, y unas risas :)
Besos, José.

Alís dijo...

Magnífica entrada que magnifica el lenguaje.
Sabes que me gustan las tildes, así que considero una aberración que se publique un libro sin ellas.
La frase "las tildes sólo molestan a los que no saben ponerlas" resume perfectamente el tema.

Besos acentuados

Carlo Zola dijo...

¡Bravo, maestro! Un mundo sin tildes, sin signos de puntuación, sin mayúsculas... sin vocales, sin espacios, sin palabras... mudos y con la cabeza agachada.
Sin poder levantar la voz, un día nos dirán: Lázaro, ¡agáchate y trabaja! Y no tendremos nada que decir porque no sabremos qué palabras utilizar.

Anónimo dijo...

eso para los anarquistas de la lengua queda bien.la loli

Verónica dijo...

El despropósito actual llega a todos lados ... Está claro.

Dentro de nada insinuarán que no es necesario aprender a escribir, ni a pensar, ni a reflexionar.

Por cierto .... ¿Te han dicho alguna vez que te pones muy guapo cuando te enfadas?

ANRAFERA dijo...

..."las tildes sólo molestan a los que no saben ponerlas", con eso está dicho todo. Felicitaciones por esta buena e interesante entrada. Que tengas un buen día. Saludos.

Anónimo dijo...

Sí a las tildes, matildes!

Felipe dijo...

Es que algunos quieren inventar/desinventar lo que no debe ser admisible.

No hace mucho estuve leyendo un post en un blog en el que no existía signos de puntuación alguna y dónde todo era un caos.

Se llaman varguardias a lo que sólo es destrozo puro y duro.

El lenguaje escrito tiene unas reglas que no son caprichosas por lo que aquellos que quieren 'revolucionar' dicho lenguaje únicamente están machacándolo en aras de vanguardias y otras lindezas.

Un saludo,José

TORO SALVAJE dijo...

No te enfades.
No vale pena.

Son tonterías sin futuro alguno.

Saludos.

jose rasero b. dijo...

Te prepararía un té, Eva, mas dejémoslo en café (y risas, claro)

Besos!!

jose rasero b. dijo...

Alís, fíjate, yo que soy tan defensor de las tildes, en mi nombre me la quito, pero sólo porque a mí me llaman (y quiero que me llamen) Jose (con la tónica en la O)

Besos tónicos!!

jose rasero b. dijo...

¡Qué arte tienes, Carlo! Has resumido a la perfección lo que yo siento ante cosas como esta.

Un abrazo!!

jose rasero b. dijo...

Los anarquistas de la lengua que se vayan a la torre de Babel y ¡a ver si se enteran de lo que vale un peine!

Bienvenida, la loli!

jose rasero b. dijo...

Verónica, me has desarmado... a partir de hoy me enfadaré de vez en cuando, aunque sólo sea por el piropo...

Un besote!!

jose rasero b. dijo...

Gracias, maestro Anrafera. Saludos!!

jose rasero b. dijo...

Totalmente de acuerdo, Felipe. Las vanguardias son otra cosa.

Un saludo!!

jose rasero b. dijo...

(Toro, es que dice Verónica que estoy muy guapo enfadado, compréndeme...)

Mtx dijo...

Tu entrada está cargada de razón, por el camino que vamos nuestra lengua pronto ni será lengua ni nuestra.
Besos

LA CASERA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Cris dijo...

Bueno, pero con las tildes no hay mucha gente que cometa faltas de ortografía, no? Excepto en los monosílabos, eso sí que he visto más...

Hubiera sido una idea curiosa hacer una novela sin tildes pero evitándolas, es decir, sin palabras que las llevaran, ¿sería posible?

(Besitos)

LA CASERA dijo...

SI REPITO ALGUNA, ES A CAUSA DE MI MEMORIA, VIVAN LAS TILDESSSSS
comía,
bebía,
dormía,
conseguía,
Pía ,
espía,
vivía,
escogería,
caminaría,
jugaría,
tomaría,
pensaría,
meditaría,
permitiría,
escogería,
ánimo,
córtalo,
dámelo,
cómelo,
compórtate,
anímate,
dímelo,
escúchame,
cándida,
lámina
Dígaselo,
cuéntemelo,
corríjaselo,
cómaselo,
tómeselo,
trágueselo,
córtaselo,
coménteselo,
infórmeselo,
péineselo
árbol
ángel
almíbar
búho
cadáver
lápiz
caníbal
caída
Pérez
túnel
álbum
préstanoslo
dibújasela
déjamelo
dígaselo,
cuéntamelo,
corríjasele,
prepáresele
difícilmente
esporádicamente
fácil
césped
difícil
prócer
azúcar
cráter
hábil
mártir
cóndor
dígaselo
pásamela
cuéntamelo
dibújamelo
cállatelo
escóndesela
notifíquenselo
tráigannosla
dábaselo
permítaselo
déjeselo
devuélvamelo
préstaselas
confiésamelo
cómetelo
quieres más, mira que sigo, VIVA LA TILDE, ME UNO A TU LUCHAAAAA

jose rasero b. dijo...

Por eso creo que en cosas como esta hay que ser inflexibles... ¡he dicho!

Besos, Mtx!!

jose rasero b. dijo...

Uf, Cris, sí que se cometen faltas de ortografía con las tildes, por ponerlas mal o por no ponerlas o por ambas cosas(si yo te contara) Y se cometen además en TELEVISIÓN, en carteles publicitarios, en ¡señales de tráfico!...
En una serie de TV que iba ¡sobre un instituto! (no recuerdo el título) ¡el profesor de lengua! ponía en la pizarra: "mañana exámen" Después de eso es "cuasi-imposible" convencer a un alumno de que examen NO lleva tilde porque: "maestro, ¡yo lo he visto en la tele!"
La idea que propones sí me parece interesante, aunque no sé yo si sería posible... difícil desde luego.

Besos, Cris!!

jose rasero b. dijo...

Vaya, Reme, ¡me has dejado sin palabras!

(¡¡Besos!!)

De cenizas dijo...

Genial entrada. Utilizaré estos textos en mis clases de lengua española el curso que viene.
Gracias.


Un abrazo

zayi dijo...

Excelente José!

Generalmente cuando tengo dudas acerca de una palabra y no tengo diccionario a mano, la sustituyo por otra...mis amigos dicen que soy muy quisquillosa, no sólo con las tildes, sino también con los errores ortográficos, pero me he pasado gran parte de la vida tratando de escribir cada día mejor...ya si no me entendía con en el lenguajes de los msn de los jóvenes, no te cuento qué haré cuando esté en el mundo de las no tildes...me parece fatal, me parece absurdo...no me parece...
Un besito.

AGUSTIN dijo...

breve, muy breve:
Excelente entrada, y me convierto en su lugarteniente, en la batalla en defensa de las tildes.
Y también de la letra "ñ" de la que tanto se ha hablado.

Mar dijo...

Sí, las tildes la han inventado los de la Real Academia de la Lengua Española para andar fastidiando a los alumnos a la hora de redactar y así tener los profesores un motivo para justificar los suspensos. Y mañana serán las comas.

¡No te fastidia los disparates que una "mente iluminada" le da por escribir! Cada día me soprendo más de las cosas que veo/leo y eso que siempre pienso "creo, que ya nada puede sorprenderme"; pues entonces llega uno y en un sobreesfuerzo de estupidez, lo hace.

En fin, cosas veredes amigo Sancho.

Gracias por compartirlo con todos, Jose.

Bss tildados ;)

Mar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Belkis dijo...

A mi también se me ponen más que los pelos de punta Jose. Vaya barrabasada, como es posible decir que la falta de tilde es insignificante, vaya la de líos que se armarían con lo que significa el poner o quitar una tilde de manera incorrecta en el contexto de una frase.
Ver para creer... Esto creo que es más bien una broma que una realidad.
Gracias por divulgar este artículo.
Un abrazo Jose