jueves, 15 de julio de 2010

Razones para dejar de escribir (I)













Juan Rulfo (1917-1986): "Es que se murió el tío Celerino, que era el que me contaba las historias"


Arthur Rimbaud (1854 – 1891) Tras publicar su segundo libro, a los 19 años, pensó que ya había escrito toda su obra, cayó en el silencio literario y se dedicó a la aventura, hasta su muerte a los 37 años de edad.


Felipe Alfau (1902-1999) Me parece genial el tío Celerino que se sacó de la manga Felipe Alfau. Creo que es muy ingenioso decir que uno ha renunciado a la escritura por culpa del trastorno de haber aprendido inglés y haberse hecho sensible a complejidades en las que nunca había reparado.



Sócrates  (470 a. C. - 399 a. C.) .


Marcel Bénabou (1939-.) en Por qué no he escrito ninguno de mis libros: "Sobre todo no vaya usted a creer, lector, que los libros que no he escrito son pura nada. Por el contrario (que quede claro de una vez) están como en suspensión en la literatura universal"


Marguerite Duras (1914-1996): "Escribir también es no hablar. Es callarse. Es aullar sin ruido"


Robert Walser  (1878- 1956) Alguien ha dicho que Walser es como un corredor de fondo que, a punto de alcanzar la meta codiciada, se detiene sorprendido y mira a maestros y condiscípulos y abandona, es decir, que se queda en lo suyo, que es una estética del desconcierto.


Pepín Bello (1904-2008): "He escrito mucho, pero no queda nada. He perdido cartas y he perdido textos escritos en aquella época de la Residencia, porque no les he dado ningún valor. He escrito memorias y las he roto. El género de las memorias es importante, pero yo no"


Bobi Bazlen (1902-1965): "Yo creo que ya no se pueden escribir libros. Por lo tanto, no escribo más libros. Casi todos los libros no son más que notas de pie de página, infladas hasta convertirse en volúmenes. Por eso escribo solo notas a pie de página"

Clément Cadou (1948-1972)...toda su vida fue olvidarse de que un día tuvo la idea de ser escritor. Para ello pasó el resto de sus días considerándose un mueble. Pidió a su familia que el pequeño epitafio que dejó escrito fuera considerado como sus "obras completas": "Intenté sin éxito ser más muebles, pero ni eso me fue concedido. Así que he sido toda mi vida un solo mueble, lo cual, después de todo, no es poco si pensamos que lo demás es silencio"

Stendhal (1783–1842): "Si hacia 1795 hubiese comentado a alguien mi proyecto de escribir, cualquier hombre sensato me habría dicho que escribiera dos horas todos los días, con o sin inspiración. Estas palabras me hubiesen permitido aprovechar los diez años de mi vida que malgasté totalmente aguardando la inspiración


Esta entrada está formada en su totalidad por extractos obtenidos de la lectura de:  Bartleby y compañía. Enrique Vila-Matas. Anagrama

Foto: jose rasero

22 comentarios:

VolVoreta dijo...

Por un momento pensé que ibas a dejar de escribir y me ha "entrado un no sé qué"...

Bonita entrada-homenaje, casi es un alivio saber que los grandes también tienen "horas bajas" :)

Te dejo un beso, Jose.

Alís dijo...

¡Qué susto me dio el título!
Espero que el texto no tenga mensaje subliminal.
Me dio cierta envidia Rimbaud...

Besos por escrito

Felipe dijo...

No he leído el libro pero parece que hay una cierta desafección, tratada con ironía,hacia ,lo que puede suponer la literatura

Un abrazo,José

TORO SALVAJE dijo...

Lo de Cadou es envidiable.

Saludos.

TORO SALVAJE dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Conde de Galzerán dijo...

Quizás falta Pavese; él escribió en un papel, “Ya no voy a escribir más”, y se suicidó directamente. Creo que los que citas,- incluyo a Sócrates- después de escribir los libros tan geniales que escribieron, uno ya se puede morir o dedicarse a otra cosa. Es por eso que a mí, me queda una larga vida.

Saludos.

Verónica dijo...

A puntito estaba de echarme a llorar y empezar a decir eso de : tú también no, tú no .....

Sin que tenga nada que ver (o sí), hasta que abrí el blog, escribía y escribía en papeles sueltos que luego guardaba en un cajón. Cuando el cajón se llenaba, directamente, tiraba su contenido. Eso ha cambiado, con esto del blog, no sé si merece o no la pena, pero ... ahí queda.

Un beso y ... perdón, por las ausencias.

zayi dijo...

Que entrada más buena José...me han gustado todos, en especial y esto porque me he sentido identificada: Duras. No veas los alaridos que pegamos acá cuando escribímos, es como vomitar el alma...sobretodo cuando se escribe de uno,que es quien mejor conocemos...bueno, al menos yo.
Un besito.

Belkis dijo...

Yo creo que no debería haber razones para dejar de escribir, pero también entiendo que cada uno es libre de decidir que hacer con su obra. Es una lástima que haya gente por ahí con muchísimo talento y que se haya desanimado de seguir escribiendo, quizás porque necesita que se le refuerce su autoestima. A los que mencionas, naturalmente, quizás es porque su obra fue tan buena que con una les bastó…. A saber …
Un cariñoso saludo Jose

Pluma Roja dijo...

Me encantó esta entrada, me fascinó el genial pensamiento de estos escritores. Ocurrentes y verídicos.

Saludos cordiales.

Mercedes Ridocci dijo...

Todo lo que sea "desmitificar" me encanta.
De todas formas el pensamiento que más me ha llegado es el de Marguerite Duras: "Escribir es también no hablar. Es callarse. Es aullar sin ruido" (por lo poético)
Un abrazo y gracias por visitarme

Andri Alba dijo...

Hola, guapo. Tenía mucho que no pasaba por aquí, pero bueno. Paso hoy a saludarte y dejarte mis cariños. Volveré para comentar tu post.

Un abrazo muy fuerte,

Andri

antorasba dijo...

Sé de un "escritor" que dejó de intentar escribir porque su cerebro se bloqueaba cada vez que se ponía en posición de hacerlo pero tenia tantas ideas que al no poder sacarlas fuera le llenaron el cerebro, todos sus posibles libros se escribieron en su mente hasta que un día le estalló la cabeza. Hoy camina perdido y lo único que es capaz de hacer es poner un pie en el suelo y luego el otro un poco más avanzado y así continua no sé porqué caminos.

MUY BUENO EL RESUMEN DE AUTORES QUE HAS HECHO.

Eva- La Zarzamora dijo...

Una deliciosa elección.
Yo siempre he pensado en cómo aquel famoso manco pudo seguir escribiendo tanto como si nada.

Un beso caluroso, José.

Miguel Baquero dijo...

Me quedo con lo de Pepín Bello, del que he leído que sus compañeros de la Residencia comentaban que escribía como nadie... y esos compañeros eran gente como Lorca

RECOMENZAR dijo...

Tu blog es muy interesante vale la pena leerlo
:)

María Albertí dijo...

El día que deje de disculparme, quizás deje de escribir...

El Pinto dijo...

Juan Rulfo (1917-1986): "Es que se murió el tío Celerino, que era el que me contaba las historias".
Me encanta, como diría "son los tiempos", que supongo vale para todos.
Un fuerte abrazo

Cris dijo...

Qué pena que dejaran de escribir pero qué bonito lo cuentan...
Otros motivos son, por ejemplo, un examen... por eso hace días que no me paso. Lo siento...

Besito!

De cenizas dijo...

Sócrates... no podía ser de otra manera :)
Interesantísima colección.


un abrazo

LVX dijo...

Te iba a pedir permiso para publicar esta entrada en mi blog, pero al final veo que la has sacado de un libro. Porque es casi simétrica a una entrada de mi blog, pero en un sentido contrario, o espacular mejor dicho. Te dejo la dirección por si quieres verla: http://arcana-artis.blogspot.com/2010/07/in-litera-in-pectore.html

Andri Alba dijo...

Me encantó esta entrada, súper interesante. Me gustaron especialmente: Marguerite Duras (1914-1996): "Escribir también es no hablar. Es callarse. Es aullar sin ruido"

Bobi Bazlen (1902-1965): "Yo creo que ya no se pueden escribir libros. Por lo tanto, no escribo más libros. Casi todos los libros no son más que notas de pie de página, infladas hasta convertirse en volúmenes. Por eso escribo solo notas a pie de página"

Un abrazo y un besazo,

Andri