jueves, 14 de noviembre de 2013

'Paz y alcohol'



Acordes azules diluidos en ecos sinuosos de bemol  sostenido instrumentos platillos baquetas caja el Charlie bombo focos ausentes luces en sigilo  sonando take five  el equipo una Fender un bajo blanco y apacible y ocioso sobre su pie melodías evocadas y vagando en partituras una atmósfera de memorias íntimas y compartidas y asociadas y reídas o confusas y discutidas y zanjadas en la calle y velado  el aire eterno en carnaval de monólogos y poesía blanca de espuma de cerveza de tiritos de viaje a los aseos la potencia musical tamizada los teclados cubiertos por  un lienzo marino bafles mudos la omisión y el recuerdo taciturno envolviendo el pequeño escenario esquinado de ladrillos rojos esencia y corazón por siempre jamás la escena sumida  en la sombra  olvidada y oscura de todos en su espacio de silencio las paredes de arte las perspectivas físicas y mentales de cada cual cristalizadas en el  local de las maravillas con vaso largo a la hora mágica de ojos brillantes y afilados y sedientos el espacio a rebosar las ideas saltando  rebotando y explotando como canicas de goma el ambiente cargado de expansiones y recreos coincidencias y cruces de gentes conocidas o no de idas y de vueltas embriagadas siempre con historias de bolsillo para abrir o callar y estar más guapos nunca malos del todo y  de todo un poco en la viña del señor.

Paz y alcohol.




2 comentarios:

Alís dijo...

Fue un interesante ejercicio leer este texto e ir imaginando la(s) escena(s). Y me gustó ese final de "de todo un poco en la viña del señor".
Muy bueno y embriagante

Un beso sobrio (a medias)

Jose Rasero dijo...

Recordé un local muy querido en Cádiz:

http://www.youtube.com/watch?v=-K2J1HIRviU

Besos, Alís