sábado, 18 de abril de 2009

Alabras

Pianuelo de alocados bichos
entre bafles,
que aparecen y silban
de mi garganta
a un castillo entre nubes,
y un viento
que lo aligera todo.
.
Se abre en par la lluvia
y los cobijos
son espuelas que nos llaman
a repetir
una ceremonia
al uso.
.
Tras el infinito
un espejo
nos recuerda
el círculo vicioso.
.
Babirusa: cerdo salvaje que vive en Asia.

Castellar de la Frontera

2 comentarios:

Eterna aprendiz dijo...

La mente y sus maravillosas creaciones reflejadas en tus letras.

jose rasero b. dijo...

Eran buenos tiempos aquellos...