jueves, 22 de julio de 2010

Razones para dejar de escribir (II)











Marcel Duchamp (1887-1968): "Las palabras no tienen absolutamente ninguna posibilidad de expresar nada. En cuanto empezamos a verter nuestros pensamientos en palabras y frases todo se va al garete".
[Duchamp era bromista y amante de la pura fantasía verbal, entre otras cosas porque no creía precisamente demasiado en las palabras, adoraba por encima de todo a Jarry, el fundador de la Patafísica, y al gran Raymond Roussel)



Franz Kafka (1883-1924): "El entusiamo ininterrumpido con que leo cosas sobre Goethe (conversaciones con Goethe, años de estudiante, horas con Goethe, una estancia de Goethe en Frankfurt) y que me impide totalmente escribir".



Juan Benet (1927-1993): "Quien necesita fumar para escribir, o bien lo tiene que hacer a lo Bogart, con el humo enroscado al ojo (lo cual determina un estilo bronco), o bien ha de soportar que el cenicero se lleve la casi totalidad del cigarrillo".



["El arte es una estupidez", dijo Jacques Vaché (1895-1919)-...paradigma del artista sin obras; está en todas las enciclopedias habiendo escrito tan solo unas pocas cartas a André Bretón y nada más-, y se mató, eligió la vía rápida para convertirse en artista del silencio.]



Hugo Von Hofmannsthal (1874-1929): "Mi caso, en pocas palabras, es éste: he perdido del todo la facultad de pensar o de hablar coherentemente de cualquier cosa".



Paul Valéry (1871-1945): "No era Monsieur Teste filósofo ni nada por el estilo. Ni siquiera era literato. Y, gracias a eso, pensaba mucho. Cuanto más se escribe, menos se piensa".



En Viaja y no lo escribas -cuento apócrifo que Robert Derain atribuye a Rita Malú en Eclipses littéraries...: "Se cuenta, es una leyenda de la India moderna, que aquel extranjero, desde el momento mismo en que fue advertido por la mirada del viejo peregrino, cayó en un estado de total apatía con respecto a la literatura y ya no volvió a escribir libros de viajes ni de ningún otro género, ya no volvió a escribir nunca más. Por si acaso".


Fernando Pessoa (1888-1935)"...el único misterio es que haya quien piense en el misterio".


[En Danubio dice Claudio Magris: "El Diván, y el altísimo diálogo amoroso que incluye, está firmado por Goethe. Pero Marianne (Jung(1784-1860)) no es sólo la mujer amada y cantada en la poesía; también es la autora de algunos de los poemas más elevados, en sentido absoluto, de todo el Diván.
...y luego no escribió nada más, nunca, prefirió callar.]


Peter Handke (1942-.)en El año que pasé en la bahía de nadie: ¿Sobre qué hay que escribir y sobre qué no? ¿Es soportable el constante desencaje entre la palabra nombrante y la cosa nombrada? ¿Cuándo no es demasiado pronto ni demasiado tarde? ¿Está todo escrito?


[Al final de sus días, Tolstói (1828–1910) vio en la literatura una maldición y la convirtió en el más obsesivo objeto de su odio. Y entonces renunció a escribir, porque dijo que la escritura era la máxima responsable de su derrota moral]

Esta entrada está formada en su totalidad por extractos obtenidos de la lectura de: Bartleby y compañía. Enrique Vila-Matas. Anagrama


Foto: jose rasero

18 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Cada loco con su locura.

Saludos.

Felipe dijo...

Se agradecen estas reflexiones viniendo de estas grandes personalidades de la cultura.

No obstante,escribir no sólo es una vía de escape de la persona que lo hace.Es más,supone armonizar el pensamiento con la realidad que se vive o la actitud ante la vida.

Un fuerte abrazo

ARIADNA dijo...

Cada quien su opinión y sus reflexiones que sin duda alguna merecen respeto, pero afortunadamente existe el libre albedrio para hacer lo que cada uno piensa que es lo mejor para cada quien.
un abrazo

Eva- La Zarzamora dijo...

Con lo fácil que sería decir.
"Dejo de escribir ", y ya.
Besos, José.

jose rasero b. dijo...

Hay gente pa to. Un saludo, TS!!

jose rasero b. dijo...

Escribir no es nada fácil, no. Saludos, Felipe!!

jose rasero b. dijo...

Sin duda Ariadna, que nadie imponga nada a nadie. Besos!!

jose rasero b. dijo...

Eva, pero qué aburrido, ¿no? A mí este libro del que saco estas entradas me está resultando divertidísimo (y aprendo también una barbaridad)

Besos!!

Alejandro dijo...

A veces pienso igual, cuando escribimos nuestras ideas para que otros las lean creemos que a otros les van a interesar por ser nuestras, pero solo les interesan si les resultan atractivas para si.

Muy retorcido, si. Me pasa cada tanto nomas!! jaja

Mario dijo...

Me apunto, me imprimo tus reflexiones. Bueno, las reflexiones de ellos. Sus locuras, sus corduras.

Es un verdadero placer leerte, y seguirte, claro.

Un abrazo

Mario

Pluma Roja dijo...

Tanto hablar para escribir. Pero reconozco que son grandes. Saludos cordiales,

zayi dijo...

Todos me han gustado José. De verdad que esta iniciativa es de lo más completa y de lo más ilustrativa. Me quedo con lo de Benet por experiencia propia... cuando fumaba solía dejarme el cigarrillo en la boca mientras tecleaba mi vieja máquina eléctrica, terminaba con los ojos rojos...también me ha gustado lo de Pessoa pero es que a mi Pessoa me gusta como me lo pongan.
Un beso.

Givés dijo...

Te agradezco que hayas tenido a bien compartir lo que lees, porque como ya sabes, la lectura es riqueza.

Un abrazo.

ANRAFERA dijo...

Interesantes y curiosas reflexiones...para al final dejar de escribir. Cordial saludo y feliz semana.

Alís dijo...

Muy interesante esta continuación, Jose. ¿Cuántos textos dignos de leer habrán muerto para siempre por estas decisiones? Pero lo que no se conoce no se extraña ¿no? ¿O sí?
También me quedo con la frase de Benet, quizá porque es la que más me identifica, porque alterno los cigarrillos que me ahuman los ojos (a veces también el cerebro) y los que se traga el cenicero.
Besos, por escrito

Belkis dijo...

Pues yo no estoy para nada en contra de escribir, pienso que aquellos que tienen la capacidad, el talento, la creatividad, los conocimientos, la imaginación, o lo que haga falta según lo que escriban, tienen un don divino.
Para mi la palabra tiene música y es un canto al corazón, luz para el alma, trae ilusión. Es tanto lo que significan para mi los libros, que casi no tengo palabras para expresarlo.
Un abrazo muy grande Jose.

lemaki dijo...

Aunque todo lo que has escrito me resulta muy interesante, ingenioso (no conocía nada sobre el movimiento cultural francés de la segunda mitad del s. XIX, vinculado al surrealismo) y muy certero... si no hubieses escrito este admirable post, los demás y yo no te habríamos leído, no hubiésemos aprendido algo totalmente nuevo e innovador, no sabríamos de la opinión de grandes escritores, psicológos,... por tanto, no dejes de escribir aunque lo aconsejen los que saben...

Saludos.

Mercedes Ridocci dijo...

Juan Benet (1927-1993): "Quien necesita fumar para escribir, o bien lo tiene que hacer a lo Bogart, con el humo enroscado al ojo (lo cual determina un estilo bronco), o bien ha de soportar que el cenicero se lleve la casi totalidad del cigarrillo".

En esas estoy yo cuando intento escribir ante el vértigo de la página en blanco y las palabras tardan en llegar para salvarme.

Me gusta esto que estás haciendo.
Un abrazo