sábado, 30 de abril de 2011

Jogo bonito

.



.
Fotos: jose rasero
.
.

16 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Casi no le queda sitio para jugar.
Cada vez entiendo más a los que incendian vehículos.

Saludos.

prian dijo...

Me gusta el nuevo diseño. Se ven mejor las fotos

Cris dijo...

Te iba a decir lo mismo que Prian. Me recuerda a Miniyó esta foto. Siempre que voy con amigos a tomar algo se queda jugando fuera con el balón así.

Besitos!

La Zarzamora dijo...

Siempre les queda sitio para jugar...
A nosotros ya no tanto, nada.
Bellas capturas, José.
Beijos.

De cenizas dijo...

Y si no fuera por los pivotes... ¡ni eso!
¿Te acuerdas cuando jugábamos en la calle? ¡Y no existía Mouriño!



un abrazo

Mar dijo...

Cualquier sitio es bueno para jugar o al menos intentarlo.

Bss.

Mercedes Ridocci dijo...

Estas fotos nos hablan de un juego encerrado, aunque es triste no tener espacio, el niño al menos juega.

Un abrazo
Mercedes

Miguel Baquero dijo...

Jogo bonito, jogo bonito, pero al final verás cómo se carga el faro de algún coche... ;-)

Mario dijo...

Madre mía, el fútbol nació en las aceras y en los campos en época de barbecho.
La luz, sin embargo, nacién en tus fotografías.

Un gran, pero gran abrazo, agradecido.

Mario

VolVoreta dijo...

Por el gesto, creo que se ha marcado gol en propia portería. Me gustaría saber lo que está pensando...

Te dejo un beso, Jose.

Belkis dijo...

Que detalle más tierno el tuyo. Pobre niño, eso demuestra que hace más quien quiere que quien puede. El quiere jugar y juega aún sin espacio y sin amiguitos.
Que bonito!!!
Besitos Jose

arima dijo...

Cualquier sitio es bueno para jugar si se puede.

saludos!!

Ibán dijo...

Jogo bonito, jogo bellísimo...

jose rasero b. dijo...

Gracias a tod@s por vuestros comentarios!!

Bienvenidos, arima e Ibán!!

zayi dijo...

Para soñar no hace falta tanto. Me gustaría saber en lo que pensaba el peque mientras jugaba con el balón. ¿Quién sería?. Hermosas fotos José.
Un beso.

Carmen dijo...

Bellisimas fotos, el juego lo lleva en la sangre y se nota, un abrazo desde Chile,