lunes, 13 de junio de 2016

(s)


Lo malo de pensarte
feliz
cual 
(maldito)  colibrí
es 
(que) al instante

cuatro o cinco
ayudantes 
(de campo)
te atrapan

y sin tiempo para la duda 
o el (sosegado) estudio
te pegan una cura.

De espanto.